Volkswagen anuncia 30.000 despidos – Pasion por las ruedas

Volkswagen despidos

Para el Grupo Volkswagen trabajan 624.000 personas en todo el mundo, de los cuales unos 114.000 trabajan dentro de Alemania y solo para la marca principal. Muchos de ellos van a perder su empleo, en torno a 23.000 personas. A nivel global serán 30.000 empleados, el resto de los afectados estará en distintos países de América, como Estados Unidos, Brasil o Argentina.

Afortunadamente para la industria nacional, la planta navarra de Landaben, que fabrica en exclusiva europea el Polo, no tendrá que hacer frente a este recorte. La dirección de Volkswagen busca cómo ahorrar más dinero y lograr una mayor eficiencia para elevar el margen comercial. Solo en Alemania se van a eliminar muchas “redundancias” en el proceso productivo.

Volkswagen como marca es, en realidad, poco rentable, algo que compensa con un volumen mundial de varios millones de unidades al año. Del 2% actual se quiere llegar a un nivel del 4% para el año 2020, es decir, se tiene que doblar el beneficio. Gran parte de ese beneficio se va a quemar en pagar multas, juicios y sanciones, fundamentalmente por el escándalo de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de motores diésel. En Europa, de momento, solo hay costes de llamada a revisión de más de 8 millones de vehículos y juicios puntuales que Volkswagen empieza a perder.

Antes del escándalo, el Grupo Volkswagen era uno de los principales inversores mundiales en i+D. Ahora es un fabricante que necesita aumentar la eficiencia de sus procesos, pero también abandonar negocios menos rentables o sin un retorno claro. Volkswagen ha abandonado el campeonato de rallys (WRC) y Audi ha abandonado el mundial de resistencia (WEC).

Solo mediante estos despidos, prejubilaciones anticipadas y reducción de trabajos temporales se pretenden ahorrar 3.700 millones de euros cada año. El mayor recorte se produce en Alemania, donde los costes laborales son más altos, sobre todo en comparación con España, la República Checa, Polonia, Portugal o Eslovaquia, donde el Grupo tiene otras fábricas.

Eso sí, el fabricante ha prometido que creará hasta 9.000 puestos de trabajo de alta cualificación, fundamentalmente relacionados con los coches eléctricos. Volkswagen quiere aumentar de forma salvaje la cantidad de coches eléctricos e híbridos enchufables que ponga en la calle para el 2025, en torno a la cuarta parte de lo que venderá entonces.

Volkswagen pierde terreno en Europa

De enero a octubre de 2015, cuando el escándalo no se había notado nada, el Grupo vendió el 25,3% de los coches matriculados en la Unión Europea y los países EFTA (Noruega, Suiza y Liechtenstein). En el mismo periodo de 2016 esa cuota ha bajado al 24,9%, una caída de 0,4 puntos.

Aunque el Grupo sigue siendo el responsable de matricular uno de cada cuatro turismos en la UE, y por tanto tiene una posición envidiable, pierde terreno mientras sus rivales lo ganan. Por ejemplo, General Motors ha subido un 2,7% sus ventas, y este fabricante seguirá sin ganar dinero en 2016 debido a las pérdidas ocasionadas por el anuncio del “Brexit”.

El mercado crece, pero Volkswagen no. Mientras SEAT, Skoda y Audi logran ganancias, Volkswagen y Porsche tienen pérdidas en ventas. El impacto del “Dieselgate” no está siendo tan duro como algunos vaticinaban, pero evidentemente duele mucho.

Solo en Estados Unidos Volkswagen ha previsto casi 17.000 millones de euros para hacer frente a las consecuencias judiciales y económicas de haber engañado a las autoridades medioambientales, comercializando coches que solo cumplían con la normativa en laboratorios. Entre esas consecuencias está el “comerse” cientos de miles de coches y mandarlos al desguace, eso tras indemnizar a los dueños.

La tecnología TDI va a salir bastante cara al Grupo Volkswagen, aunque si consideramos los resultados comerciales desde que salió el primer motor, hace más de 25 años, seguiríamos hablando de beneficio neto. Volkswagen tiene que recuperarse apostando duro por la tecnología eléctrica.

Las plantas alemanes de Zwickau, Wolfsburgo y Dresde producirán coches eléctricos. Otras plantas suministrarán componentes para dichos coches: Kassel producirá motores eléctricos, mientras que Salzgitter y Brunswick harán baterías. Volkswagen no va a caer, pero hasta a los gigantes les duelen los golpes.

La noticia Volkswagen anuncia 30.000 despidos fue publicada originalmente en @motorpuntoes por Javier Costas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más leídos

Más recientes

Actualidad